Vol. 5, núm. 1 y 2 (2005). En busca de Froylán Turcios: Apuntes sobre la vida y obra de Armando Méndez Fuentes.

Description
Este ensayo resume un proyecto biográfico de la vida de un gay hondureño, Armando Méndez Fuentes (1925-2003). Méndez Fuentes, escritor y poeta inédito, vivió un exilio cultural en Nueva York desde 1953. Inicialmente se dedico a investigar la vida de

Please download to get full document.

View again

of 23
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Oceanography

Publish on:

Views: 0 | Pages: 23

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  EN BUSCA DE FROYLÁN TURCIOS: APUNTES SOBRE LA VIDA Y OBRA DE ARMANDO MÉNDEZ FUENTES Darío A. Euraque Méndez, Ph.D. Associate Professor Departament of History Trinity College, Hartford, Connecticut, U.S.A. RESUMEN Este ensayo resume un proyecto biográfico de la vida de un gay hondureño, Armando Méndez Fuentes (1925-2003). Méndez Fuentes, escritor y poeta inédito, vivió un exilio cultural en Nueva York desde 1953. Inicialmente se dedico a investigar la vida de Froylan Turcios (1874-1943), otrora aliado del General Augusto Sandino, y uno de los mas importantes escritores de Honduras del siglo XX. La vida y obra de Méndez Fuentes es un texto para analizar y narrar aspectos de la historiografía sexual centroamericana que aun permanecen inéditos, especialmente la historiografia de las masculinidades en el siglo XX. Descriptores: Escritor. Armando Méndez Fuentes. FroylánTurcios. Homosexualidad. Masculinidades. Honduras. Siglo XX.  INTRODUCCIÓN En 1940, ya en el ocaso de su vida, exiliado y enfermo, Froylan Turcios, este otrora abanderado del General Augusto Sandino, redactó un párrafo titulado, “La Vida del Pasado.” (Turcios 1940). Entre otras cosas decía entonces Turcios: “El que vive en una vieja ciudad- respetada por la civilización- y cultiva las rosas del sueño, siente, con mayor amargura el paso de los años. Cada sutil recuerdo, cada ladrillo milenario, cada gárgola, pétrea, cada objeto secular, pesan sobre él con la aniquiladora fuerza del Tiempo   2 2 implacable. El pensamiento y el espíritu sufren este amargo mal del pasado, y, en la obra de arte, se tornan herméticos y taciturnos.” Aun sin ser discípulo de Marcel Proust, los citados pensamientos de Turcios se prestan para introducir nexos entre el personaje central de este trabajo, Armando Méndez Fuentes, Froylan Turcios, y yo, tomando en cuenta por supuesto las evidentes proporciones intelectuales. Este ensayo no es una autobiografía, pero si goza, o sufre dirían otros, elementos de ese género. Hace ya casi tres años que leí una larga biografía del gran novelista francés Marcel Proust (Carter 2000). La leí por muchas razones. Por un lado, leí la biografía porque Proust, enriqueciendo la teorización de la historiografía, nos ofreció a comienzos del siglo pasado una de las primeras aproximaciones serias sobre la complejidad de la memoria histórica como experiencia individual y su yuxtaposición con la memoria social. Me interesó esa dimensión de Proust leyendo otro libro, uno titulado, Como Recuerdan las Sociedades y escrito por el historiador inglés Paul Connerton (1989). Connerton recurre a Proust, quien vivió entre 1871 y 1922, y extrajo de su gran novela,  En Busca del Tiempo Perdido , conversaciones entre personajes que de una u otro manera abordan la relevancia del pasado para con el presente destilado en la narrativa de la novela en sí. Me interesa esta problemática porque mi nuevo proyecto después de terminar con mis más reciente libro sobre la historia del mestizaje en Honduras (Euraque 2004) tiene que ver con la vida y obra de un hombre desconocido pero ejemplar, Armando Méndez Fuentes; entre otras hazañas, Méndez Fuentes rescató valiosísimas fotografías de Froylan Turcios y algunos de sus familiares. ¿Quién fue Armando Méndez Fuentes? Comencemos citando una carta que me dirigiera Méndez Fuentes en 1968. Gozaba yo de ocho años.   3 3 “…Tu abuelita me ha hablado tanto de ti, me ha dicho tantas cosas buenas tuyas que por eso yo te quiero mucho. Te quiero también porque eres muy inteligente. Marcelito Proust se llamaba un delicado niño francés que también era enfermo de asma….pórtese bien con los libros, los animalitos y las plantas porque cada día te enseñaran muchas cosas y será tu excelente imaginación como la de un maestro de la prosa como la del niñito francés Marcelito Proust que quería mucho a su abuelita…” 1  En Febrero de 1968 Armando Méndez Fuentes tenia ya casi 20 años de vivir en  Nueva York, habiéndose trasladado a Manhattan en calidad de residente en 1953, a los 28 años. Yo en 1968, recién emigrado con mi familia a Nueva Orleáns en diciembre de 1967, no sabía entonces quien era Marcel Proust, ni tampoco le di atención alguna ha aquel insigne personaje literario. Si me llamó la atención el interés que el hijo mayor de mi abuelita, Doña María Fuentes Osorio, el hermano mayor de mi mamá, le diera respuesta a una carta que yo le enviara a ella desde Nueva Orleáns. Desde ese entonces creí importante conservar esa carta; comenzó así mi un apego a los papeles viejos que mas tarde me llevaría no solo a conocer mas a fondo a Armando Méndez Fuentes, sino también a papeles y fotografías viejas que Armando Méndez Fuentes conservara durante décadas, y que me heredara en Septiembre del 2000. Continuemos con Marcel Proust. En Abril de 1968, pocos meses después que mi tío me enviara la carta ya citada, le escribió una carta a Merceditas Turcios, una de las hermanas menores de Froylan Turcios y que aun vivía en Tegucigalpa. La misma es importantísima por muchas razones. Por ello la cito in extenso: “…Mi querida e inolvidable amiga. Uste d que ha sido amiga fiel y compañera constante mía, como buscadores de recuerdos, de cartas, de fotos, de frases y  pensamientos de su hermano, el poeta nunca olvidado don Froylan Turcios… Pareciera que usted y yo fuéramos dos personajes más de la obra novelesca del escritor francés que tanta influencia tiene su obra en la literatura contemporánea,   4 4 “En Busca del Tiempo Perdido” de Marcel Proust. ¡Cuantas cosas destruye la vida! ¡Cuantas cosas mata furtivamente el destino! ¡Cuantos seres humanos con sus herencias, riquezas, papeles y cosas pierde, confunde y finalmente destruye el tiempo. Mas por medio del arte, de mi trabajo y de mi perseverancia todavía embalsamada de ese encanto constructor que sólo los verdaderos artistas poseemos el secreto vivo, tenaz y edificante para poder terminar algún día con belleza la obra difícil que empezamos podré salvar dignamente la obra literaria, patriótica y amorosa de su hermano en mi estudio biográfico de su vida espléndida…” 2  Esta carta esta cargada de importantes datos que sin duda ofrecen respuestas aproximadas a ciertas interrogantes. Deseo puntualizar algunos elementos de la carta. Primero, la profunda vocación que muestra Armando Méndez Fuentes para con la memoria histórica individual como un valor central de la vida cotidiana. Segundo, la fundamentación de ello en la gran novela de Marcel Proust. Tercero, la profunda amistad que enlazaba desde antaño a Méndez Fuentes con Merceditas Turcios y también entre ella y mi abuelita. Cuarto, es importante rescatar también de esta carta el compromiso de Méndez Fuentes para con la vida y obra de Froylan Turcios más de 25 años después de la muerte de aquel escritor. De hecho, el archivo privado de Méndez Fuentes, también ya en mis manos, registra que desde 1952 se comprometió con investigar y algún día publicar una biografía literaria de Turcios titulada,  Froylan Turcios, Gloria Continental  . 3  Para ese entonces estaba Turcios ya casi olvidado en la historia literaria de Honduras. De hecho, no fue sino hasta las décadas de 1970 y 1980 que se redactaron estudios serios sobre Turcios, simultáneamente a la resignazion por parte de Méndez Fuentes que quizás el nunca redactaría la obra con que se comprometió a comienzos de la década de 1950 (Duron 1973; Mejia 1980; Arita Palomo 1983). Después de la muerte de Turcios en Costa Rica en 1943 se publicaron numerosos artículos en revistas y periódicos, pero carecemos aun   5 5 de un trabajo exhaustivo y complejo, especialmente dentro del mas estrecho genero de una “biografía literaria”. 4  Solo el año pasado por fin se presento la primera tesis doctoral sobre Turcios (Funez 2003). 5  Armando Méndez Fuentes, por complejas razones que quizás abordare yo un día en su biografía, nunca pudo terminar su biografía literaria de Froylan Turcios y otras que proyectaba, una titulada,  Froylan Turcios y España y otra titulada, Cartas de  Froylan Turcios . Aun en 1990, en varias cartas dirigidas a Jorge Fidel Duron, eminente hombre de letras de Honduras, pedía Méndez Fuentes un “prólogo” para una obra ya abandonada. Esta ultima se fundamentaría en una valiosa documentación que Méndez Fuentes también rescató por medio de Merceditas Turcios y otros familiares, y que pasó ahora a mis manos. No obstante, Méndez Fuentes sí redacto varios ensayos breves pero importantes sobre Turcios, casi todos aun inéditos. Los siguientes títulos son importantes: "El Suicidio Premeditado de Froylan Turcios" "Estela Becerra Turcios de Pineda Ugarte" "Correspondencia Entre Lucila Gamero de Medina y el Poeta Froylan”  "¿Como Conoció Froylan Turcios a Rubén Darío" “Froylán Turcios en la Opera de París"   Durante las décadas de 1970 y 1980, Méndez Fuentes, “biógrafo autodidacta” se autocaracterizaba entonces, hizo esfuerzos por comunicarle sus inquietudes y proyectos a importantes intelectuales de Honduras, desde Leticia Oyuela hasta Juan Ramón Martínez, ambos reconocidos historiadores de la cultura hondureña. Estos intelectuales, ambos
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks