Marruecos y España traducidos en libros

Description
Marruecos y España traducidos en libros

Please download to get full document.

View again

of 25
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Entomology

Publish on:

Views: 0 | Pages: 25

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
   MARRUECOS    Y    ESPAÑA   TRADUCIDOS    EN    LIBROS  Gonzalo Fernández Parrilla y Ruth Rodríguez López Brújula óptima para tomar el pulso a la vitalidad de las relaciones hispano-marroquíes, la traducción nos muestra que, pese a las supuestamente privilegiadas rela-ciones —históricas, políticas, económicas y humanas—, durante las décadas transcurridas desde la independencia de Marruecos en  los flujos de traducción resultan más bien limitados. Hasta el año  se han traducido al cas-tellano unas cien obras de autores marroquíes. De acuerdo con esta cifra, podría parecer que hay una importante pre-sencia de autores marroquíes traducidos al español, pero esa aparente abundancia es sobre todo fruto de fenómenos editoriales como Tahar Ben Jelloun o Fátima Mernissi, con veinte y diez obras respectivamente. En realidad, la presen-cia de las expresiones literaria y ensayística marroquíes en el panorama bibliográfico español es escasa, evidenciando unas relaciones inmaduras y descompensadas. La historia de la traducción de libros entre ambos países, como el resto de las relaciones entre España y Marruecos, viene marcada por esa horquilla cronológica que abarca desde la denominada Guerra de África (-) hasta la reciente inmigración marroquí en España, pasando por el Protectorado y la huella indeleble del franquismo, a lo que hay que sumar el lastre perpetuo de Alándalus y la historia compartida. Al hablar de libros, cabe también recordar que has-ta bien mediado el siglo XX, el vehículo de expresión  284     Í Ó literaria e intelectual por excelencia en el mundo árabe fueron periódicos y revistas —recordemos que incluso Mahfuz publicaba por entregas sus obras en la prensa cairota—. Sin embargo, el libro ha ido cobrando mayor protagonismo a lo largo del siglo XX, hasta constituirse en elemento de madurez de la expresión cultural. Hay, además, que tener en cuenta que el proceso de creación de un libro requiere una infraestructura que se vuelve aún más compleja si se trata de una traducción. Por todo ello, el movimiento traductor de libros cobra especial relevancia como indicador de las relaciones sociocultu-rales entre los dos países del Estrecho. En el presente trabajo analizaremos con mayor detenimiento la traduc-ción de monografías, en detrimento de lo publicado en revistas y periódicos que podría llegar a representar la mitad de lo traducido (Garulo, : ). LA   ÉPOCA   DEL   PROTECTORADO  La instauración del Protectorado español en Ma-rruecos en  generó un nuevo discurso que planteaba la necesidad de estrechar los lazos entre ambos pueblos. En la retórica colonial, la traducción se consideró tam-bién como un instrumento imprescindible para fomen-tar las relaciones y acrecentar la «hermandad» hispano-marroquí. La situación política de los primeros años del protectorado determinó que la traducción e inter-pretación del árabe estuvieran íntimamente ligadas al ejército, dependiendo principalmente de su Servicio de Interpretación de Árabe, ya que la actividad diplomáti-ca anterior al protectorado «fue sustituida, hasta los años veinte, por la actividad bélica derivada del proceso de «pacificación» de la Zona» (Feria, : ). Sin embar-  285  Ñ    go, este Servicio se unificó con la Carrera de Intérpretes en el extranjero por el Real Decreto de  de septiembre de , dando lugar al Servicio de Traducción e Inter-pretación de Árabe y Bereber, que sería posteriormente modificado por el dahír   del  de marzo de , pasando entonces a denominarse Cuerpo de Traducción e Inter-pretación de Árabe y Bereber.Pero la imperiosa necesidad de traductores e intér-pretes para atender las múltiples tareas de las instituciones coloniales dio un impulso a la formación de estos profe-sionales más allá de los clásicos horizontes del ejército y la iglesia. Se concederían, por ejemplo, becas destinadas a estudiantes universitarios peninsulares para estudiar en el Centro de Estudios Marroquíes de Tetuán, que había sido creado en , y que tendría una especial relevancia en esta época en la preparación de traductores e intér-pretes. En una entrevista a Rafael Olmo Villafranca, tra-ductor e intérprete mayor, formado en dicho Centro a finales de la década de los cuarenta, se desprende que en la época del protectorado —igual que en la actualidad, por otra parte— las relaciones humanas y políticas entre España y Marruecos generaron una cantidad ingente de traducción jurada y fehaciente. Rafael Olmo explica así la labor de los traductores del protectorado: teníamos que traducir de todo: prensa, libros (…), do-cumentos notariales, documentos administrativos… traducciones inversas y directas. Y, por supuesto, [te-níamos que] interpretar   (Arias y Feria, : ). En aquellos años del protectorado predominó un tipo de traducción que podemos calificar de institucio-nal, que generó un curioso «discurso mestizo», como muestra, por ejemplo, el alto número de nuevos arabis-  286     Í Ó mos (o marroquinismos) aceptados por el  durante este periodo, lo que supuso «una gran victoria de los traductores de la época en la regeneración de la entonces muy mermada permeabilidad entre la lengua castellana y la árabe» (Feria, : -). Aunque su campo de trabajo principal fue el de la interpretación y la traducción fehaciente e institucio-nal, los traductores de España en Marruecos, ese gru-po de «arabistas olvidados», además de la Legislación Cheránica y lo que se publicaba en la prensa marroquí sobre España, tradujeron también libros. Aunque su ám-bito de publicación fue primordialmente el de materiales destinados al aprendizaje del árabe, y especialmente del árabe marroquí, acometieron también la traducción de obras del árabe al español, como fue el caso de parte de la obra del historiador marroquí al-Nasiri conocida como Kitab al-istiqsá,  cuyo capítulo dedicado a la gue-rra de Tetuán fue traducido hasta tres veces, por Cle-mente Cerdeira en  como Versión Árabe de la Guerra de África,  por Maximiliano Alarcón y Santón como La  guerra de Tetuán según un historiador marroquí contem- poráneo  en , y como La guerra de África 1859-60, según un marroquí de la época,  por Reginaldo Ruiz de Orsatti en  (Zarrouk, : -). Hay también que recordar que algunos de esos traductores e intérpretes de España en Marruecos, que dominaban asimismo el francés, tra-dujeron un importante número de obras sobre Marrue-cos escritas por franceses (Zarrouk, :  y Garulo, : ). Las traducciones de obras literarias y humanísticas, excepciones en el quehacer de los traductores de la épo-ca, tampoco escaparon a la influencia de las institucio-nes coloniales. La traducción de El genio marroquí en la literatura árabe (al-Nubug al-magribi fi al-adab al-‘arabi)    287  Ñ    de Abdallah Guennún —alfaquí, reformista, literato, lin-güista y crítico literario— es un ejemplo significativo de este movimiento traductor acogido o auspiciado por las instituciones españolas; al igual que lo es el papel desem-peñado por la ciudad de Tetuán, desde donde se pro-movió la traducción de obras tanto del árabe al español como a la inversa. En Tetuán tuvieron lugar aquellos años iniciativas, como la traducción de El Quijote   que emprendió al-Wazzani y que supone no solo uno de los primeros intentos de traducir la obra cervantina al árabe, sino que además revela el interés por divulgar la literatura española en círculos culturales de Marruecos y del mun-do árabe, trascendiendo el estrecho horizonte colonial. El genio marroquí en la literatura árabe,  publicada en Tetuán en , constituye el primer intento de confi-gurar el canon clásico de las letras marroquíes. Se tradujo parcialmente y fue publicada en Larache por el Centro de Estudios Marroquíes de la Delegación de Asuntos In-dígenas de la Alta Comisaría de España en Marruecos en . No cabe menos que sorprenderse por la pron-ta publicación de la traducción de una obra clave en la historia de la literatura de Marruecos, sólo un año des-pués de la publicación del srcinal, coincidiendo, por otro lado, con el término de la guerra civil española. Las palabras con que los traductores de El genio marro-quí,  Jerónimo Carrillo Ordóñez y Mohammad Tayeddin Buzid, prologan la obra de Guennún son ilustrativas de la época y han de ser inscritas en el marco de aquella búsqueda de una alianza con los pueblos árabes que fue también característica de la política franquista durante la dictadura: Su lectura [de El genio marroquí  ] nos inspiró la idea de acometer la ardua tarea de su traducción, impul-
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks