ARTE RUPESTRE EN ASENTAMIENTOS DEL PERÍODO TARDÍO EN LOS VALLES DE LLUTA Y AZAPA, NORTE DE CHILE ROCK ART IN LATE HORIZON SETTLEMENTS IN THE VALLEYS OF LLUTA AND AZAPA, NORTHERN CHILE

Description
ARTE RUPESTRE EN ASENTAMIENTOS DEL PERÍODO TARDÍO EN LOS VALLES DE LLUTA Y AZAPA, NORTE DE CHILE ROCK ART IN LATE HORIZON SETTLEMENTS IN THE VALLEYS OF LLUTA AND AZAPA, NORTHERN CHILE

Please download to get full document.

View again

of 17
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Government & Politics

Publish on:

Views: 0 | Pages: 17

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  421Arte Rupestre en Asentamientos del Período Tardío…   Volumen 36, Nº 2, 2004. Páginas 421-437Chungara, Revista de Antropología Chilena ARTE RUPESTRE EN ASENTAMIENTOS DEL PERÍODO TARDÍOEN LOS VALLES DE LLUTA Y AZAPA, NORTE DE CHILE  ROCK ART IN LATE HORIZON SETTLEMENTS IN THE VALLEYS OF LLUTA  AND AZAPA  , NORTHERN CHILE  Daniela Valenzuela*, Calogero M. Santoro** y Álvaro Romero* Este trabajo busca contribuir a la discusión sobre el proceso de expansión del estado Inka hacia las áreas periféricas del sur de losAndes, particularmente en los valles costeros Lluta y Azapa del extremo norte de Chile. Este proceso es analizado explorando el roldel arte rupestre –como soporte material de transmisión de ideología– en el proceso de integración que experimentaron las pobla-ciones locales de los valles de Lluta y Azapa ante el arribo de la influencia incaica. Se busca responder si existe en el área de estudioun arte rupestre que pueda ser reconocido como Inka, y cómo éste se relaciona con el proceso de expansión del estado Inka.Se analizan tres sitios habitacionales con presencia de bloques grabados, ocupados durante el período Tardío o Inka (1.400-1.530d.C.): Millune y Vinto en el valle de Lluta y Achuyo en el valle de Azapa. Sobre la base de diferencias formales del arte rupestrerelacionadas con variaciones en la composición de componentes cerámicos, arquitectura y organización del espacio de los sitios,postulamos la existencia de un patrón de arte rupestre de srcen local pre-Inka, que es transformado y utilizado por el Inka deacuerdo a los intereses imperiales de expansión ideológica y control de esta provincia. Concluimos que uno de los cambios másnotorios provocados por el orden Inka ocurre en la transformación formal del arte rupestre local y su uso en espacios públicos. Palabras claves : Arte rupestre, asentamientos habitacionales, expansión Inka. This paper intends to contribute to discussion of the Inka state expansion toward the peripheral areas of the southern Andes,including the Lluta and Azapa coastal valleys, northern Chile. This process is analysed through exploration of the role of rock art  –as a material medium for ideological transmission– in the Inka integration of local populations. We try to demonstrate whether it is possible to recognize an Inka rock art and how this was related to the Inka expansion.We analyse three small residential sites, which include engraved stones and were occupied, at least, during the Late period (ca.1300-1450 A.D.). Millune and Vinto are in the Lluta valley and Achuyo is in the Azapa valley. Based on differences in the formalattributes of the rock art, and associated features such as decorated pottery, architecture and spatial organization of the rock art,we postulate the existence of a local and pre-Inka rock art style. This style was transformed and utilized by the Inka state as anideological tool, based on their imperial interest, for the conquest and control of this province. We conclude that the most remark-able change took place in the conversion of formal aspects of the local rock art style to more standardized, Inka style, and in therelocation of the rock art scenario from private to public spaces.  Key words:  Rock art, settlements, Inka expansion.* Departamento de Arqueología y Museología, Universidad de Tarapacá, Chile. dpvr@yahoo.com, aromero@uta.cl ** Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto y Departamento de Arqueología y Museología, Universidad de Tarapacá,Casilla 6-D, Arica, Chile. csantoro@uta.clRecibido: febrero 2004. Aceptado: agosto 2004. En la discusión del proceso de expansión delestado Inka hacia las áreas periféricas del sur delos Andes se ha enfatizado la arquitectura y cerá-mica como indicadores arqueológicos del proce-so. Sin embargo, considerando al Tawantinsuyucomo una formación política dinámica que se sir-vió de variados mecanismos de expansión y con-trol, diversas expresiones de la materialidad incai-ca, como el arte rupestre, pueden ser vistas comoinstrumentos de corte ideológico que sirvieron enel proceso de conquista y consolidación del estado(D’Altroy 1992; Niles 1993; Uribe y Adán 1999,2004). En este sentido, el estudio del arte rupestreaparece como una vía relevante para entender elproceso de expansión del Tawantinsuyu, conside-rando que es frecuentemente descrito como aso-ciado a sitios de filiación Inka en diversas partesde los Andes Centro Sur (cf. Albarracín Jordán1991; Fernández Distel 1974, 1976; Gallardo yVilches 1995; Gallardo et al. 1999; Gordillo 1992;Hernández Llosas 2003; Hyslop 1990; Krapovikas1961; Linares Málaga 1968; Meyers 1998; Muñozet al. 1987; Ruiz et al. 2001; Santoro y Muñoz 1981;Vilches y Uribe 1999; Uribe et al. 2000), así comotambién en los Andes Septentrionales (Haffernan1996; Schjellerup 1998), Andes Meridionales (As-  Daniela Valenzuela, Calogero M. Santoro y Álvaro Romero422 chero 2000; Podestá 1997; Williams 2003) y mu-cho más al sur como la zona central de Chile yArgentina (Troncoso 2003; Schobinger 2003). Asi-mismo, debemos subrayar la tradición incaica derocas esculpidas en los Andes Centrales destacadapor diversos autores (Haffernan 1996; Hosting2002; Husson 1998; Núñez Jiménez 1986; Uhle1998 [1913]; van de Guchte 1984, 1999).Estas evidencias no pueden ser soslayadas, porlo tanto la explicación del rol de este registro en elcontexto incaico es cada vez más problemático ynecesario para entender con mayor profundidad ladinámica de expansión e integración de las pobla-ciones locales al estado Inka. Esto adquiere mayorrelevancia cuando se reflexiona en el empleo dediversas expresiones materiales por parte delTawantinsuyu para extender su dominio.Siguiendo esta línea, analizamos tres sitioshabitacionales con arte rupestre de los valles deLluta y Azapa, del extremo norte de Chile, ocupa-dos al menos durante el período Tardío o Inka (ca.1.400-1.530 d.C.). Con esto pretendemos abordarel problema de la identificación de un arte rupestreincaico y cómo se relacionaría con el proceso deexpansión del estado. En este contexto, explora-mos el rol del arte rupestre –como soporte mate-rial de transmisión de ideología– en el  proceso deintegración  que experimentaron las poblacioneslocales de los valles de Lluta y Azapa ante el arri-bo de la influencia incaica. Hablamos de procesode integración  porque involucró diferentes entida-des sociales (grupos locales, grupos de tierras al-tas y el estado Inka) que interactuaron de acuerdoa sus propios intereses y posibilidades, insertasdentro de un proceso político mayor ocurrido aescala regional y que trajo consigo una serie decambios sociales. Área de Estudio Los valles de Lluta y Azapa se ubican en lavertiente occidental de los Andes en el extremonorte de Chile (Figura 1). El ambiente es desérticosin precipitaciones locales, por lo que la disponi- Figura 1. Localización de los sitios y sectores estudiados en los valles de Lluta y Azapa.  Location of the studied sites and sectors in the Lluta  and Azapa  valleys.  423Arte Rupestre en Asentamientos del Período Tardío… bilidad de agua depende exclusivamente de lluviasgeneradas en la cordillera y vertientes de aguassubterráneas. Los espacios de ocupación prehispá-nica se restringen a pequeñas y estrechas terrazasubicadas en forma discontinua a lo largo de estosvalles, asociadas a vertientes de agua dulce.El valle de Lluta nace en el altiplano y pre-senta un caudal permanente durante todo el año.Sin embargo, sus aguas son salobres con alto con-tenido de boro, lo que sumado a la mala calidadde los suelos han restringido el desarrollo de laagricultura hasta la actualidad. El valle de Azapanace en la sierra y presenta un curso estacional ycaudal más limitado; sin embargo, sus aguas ysuelos son de mejor calidad para el desarrollo dela agricultura.Nuestro estudio se centra en el sector ecológi-co que denominamos valle intermedio chaupi yun-ga (sensu Santoro et al. 2002)  , un ambiente pre-serrano que se ubica entre 950 y 1.800 m de altitud(entre 50 y 80 km de la costa). En el valle de Lluta,este sector abarca desde la angostura de Churiñahasta la localidad de Jarimalla; y en el valle deAzapa, el tramo comprendido entre las localida-des de Ausípar y Livílcar (Figura 1). En este sectorintermedio chaupi yunga , el valle es estrecho y elclima no recibe la influencia costera, por lo que esmás cálido y seco, ideal para el cultivo de cocalesy maíz. La ocupación se restringe a enclaves consuelos adecuados para agricultura con riego tecni-ficado, basado en canalización de vertientes, aguasdel río y la preparación de eras de cultivo (Santoroet al. 2002). Análisis y Sitios Analizamos comparativamente tres sitios ha-bitacionales ocupados al menos durante el perío-do Tardío: Millune (Lluta-21) y Vinto 1-2 (Lluta-92) en el valle de Lluta, y Achuyo (Az-58) en elvalle de Azapa (Figura 1). Estos tres sitios co-rresponden a poblados con presencia de bloquescon arte rupestre formando parte de los asenta-mientos.Dado que sólo Millune ha sido excavado, lacaracterización cronológico-cultural de los sitiosse basó en el análisis de cerámica decorada, obte-nida de recolecciones de superficie a través demuestreos al azar estratificados según los diferen-tes sectores funcionales de los asentamientos. Envirtud de lo anterior, se considera que estos sitiosfueron ocupados durante los períodos IntermedioTardío (1.000-1.400 d.C.) y Tardío (1.400-1.530d.C.), y presentan los siguientes componentes cul-turales: Componente local de tierras bajas.  Se caracterizapor los tipos cerámicos de la cultura Arica: SanMiguel, Gentilar y Pocoma, correspondientes a lacerámica utilizada por los grupos locales que ha-bitaron la costa y valles durante el período Inter-medio Tardío (o Desarrollos Regionales) y perío-do Tardío o Inka, con perduración hasta épocascoloniales tempranas (Romero 2002; Schiappacas-se et al. 1989; Uribe 1999). Componentes de tierras altas . Integrados por ce-rámica Charcollo (sensu Santoro et al. 2004), untipo cerámico de srcen serrano, y los tipos Negrosobre Rojo de srcen altiplánico (genéricamentedenominado Chilpe en los Valles Occidentales,Schiappacasse et al. 1989). Corresponden a la ce-rámica utilizada por las poblaciones de sierra y al-tiplano, durante el período Intermedio Tardío, pro-longándose durante el período Tardío. Componente Inka. Representado por los tipos ce-rámicos Saxamar (o Inka-Pacajes), Inka Policro-mo e Inka Bicromo (Romero 2002; Schaedel 1957).Estos tipos, considerados Inka provinciales, se vin-culan al lapso de la expansión del Tawantinsuyu,donde posiblemente funcionaron como parte de losbienes de redistribución de estado. Estos tipos sir-ven de base para diagnosticar la relación y con-temporaneidad con el Inka en los asentamientosestudiados.Nuestro análisis se fundamentó en la contex-tualización del arte rupestre, considerando las si-guientes variables que fueron interrelacionadas ycomparadas entre los sitios, con miras a identifi-car asociaciones significativas que eventualmen-te permitieran reconocer un posible arte rupestreInka:•Componentes cerámicos de los asentamientos•Características arquitectónicas y organizaciónespacial de los poblados•Condiciones de emplazamiento del arte ru-pestre•Características formales del arte rupestre  Daniela Valenzuela, Calogero M. Santoro y Álvaro Romero424 ponentes incaicos (6% tipos Saxamar e Inka) ycomponentes de la sierra representados por cerá-mica Charcollo (5%). Esta baja frecuencia decomponentes incaicos puede dar cuenta de dossituaciones: que Millune fue ocupado con más in-tensidad durante el período Intermedio Tardío queen el Tardío; o que durante el Tardío no estuvo bienintegrado a las redes de redistribución del estado.En ambas situaciones se verifica que Millune man-tuvo vínculos estrechos con poblaciones de tierrasaltas, particularmente del altiplano, y posiblemen-te también con poblaciones serranas si considera-mos que en todos los demás sitios de la zona bajadel Lluta la cerámica Charcollo no alcanza más que1% de presencia (Santoro et al. 2002). Características arquitectónicas. Millune es un po-blado de organización compleja, sin rasgos arqui-tectónicos incaicos, que presenta una sectorizacióndenotada por diferencias arquitectónicas y de uti-lización del espacio: áreas habitacionales, de al-macenaje comunitario, funerarias y públicas amodo de patios (Figura 2) (Santoro et al. 2002). Se Asentamientos y Arte RupestreMillune (Lluta-21) Se localiza en el valle de Lluta a 65 km de lacosta (Figura 1), emplazado en el borde de una te-rraza alta, 10 a 15 m sobre el lecho del río, delimi-tada por profundas cárcavas que le dan una protec-ción natural al asentamiento y buen dominio visualdel valle. En el margen este de la terraza se en-cuentra la quebrada Millune regada por vertientesque mantienen una vegetación local. El sitio ha sidoreferido por Dauelsberg (1995 [1960]: 70-71),Mostny y Niemeyer (1983) y Schiappacasse et al.(1989). Componentes cerámicos.  Dada la mayoritaria pre-sencia de cerámica de los tipos de la Cultura Arica(52%), podemos señalar que Millune fue habitadoprincipalmente por población local. Destaca ade-más la presencia de componentes altiplánicos re-presentados por cerámica Negro sobre Rojo (29%).Presenta, en cambio, una baja incidencia de com- Figura 2: Distribución de las estructuras y bloques con arte rupestre en el poblado de Millune. Spatial distribution of the stone structures and blocks with rock art in  Millune.  425Arte Rupestre en Asentamientos del Período Tardío… compone de unos 80 recintos habitacionales deplanta circular o semicircular socavada, de ca. 5 mde diámetro, con muros pircados sin argamasa,generalmente de doble hilada con relleno, de nomás de 1 m de altura (Figura 3).Las estructuras de almacenaje suman 140, lamayoría consisten en silos subterráneos de formaampollar, con una apertura superior estrecha fre-cuentemente delimitada por piedras. Los silos sepresentan al interior de recintos o adosados a ellos,o distribuidos en distintos sectores del poblado.Destaca un conjunto de 50 silos subterráneos agru-pados en la parte central del poblado.Segregadas espacialmente del ámbito domés-tico, se distinguen cinco áreas funerarias separa-das entre sí y diferenciadas arquitectónicamente,que incluyen cistas subterráneas, cistas aéreas ypircados simples.  Arte rupestre.  El arte rupestre de Millune compren-de tres pequeños bloques emplazados en el sectorhabitacional y distribuidos en un área de 100 m 2 sin llegar a formar una agrupación concentrada. Losbloques aislados no forman parte de las estructu-ras, sino que se ubican en el exterior de los recin-tos (Figura 2).Los tres bloques suman cuatro paneles graba-dos, ubicados principalmente sobre las caras supe-riores de los bloques. Todos los paneles presentanmotivos abstractos, correspondientes invariable-mente a horadaciones circulares u ovoidales quese disponen aisladas o en conjuntos, a veces uni-das a líneas serpenteantes (Figura 4). Este diseñocorresponde a la variante simple del “patrón abs-tracto de horadaciones y líneas” que se describemás adelante. No se registraron motivos figurati-vos en este poblado. Figura 3. Detalle de la arquitectura de las unidades habitacionales de planta circular socavada de Millune (Fotografía Luz AndreaPfister).  Architectural detail of semisubterranean circular domestic unit at   Millune ( Photo by  Luz Andrea Pfister).
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks