Reyes,M.R. 2013.Ser profesor-investigador en lenguas extranjeras en México: retos personales e institucionales. Memorias del Congreso Internacional de Idiomas, Méxicali, Baja California.

Description
Reyes,M.R. 2013.Ser profesor-investigador en lenguas extranjeras en México: retos personales e institucionales. Memorias del Congreso Internacional de Idiomas, Méxicali, Baja California.

Please download to get full document.

View again

of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Fashion

Publish on:

Views: 0 | Pages: 14

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  Ser profesor-investigador en lenguas extranjeras en México: retos personales e institucionales María del Rosario Reyes Cruz Universidad de Quintana Roo rosreyes@uqroo.mx   Línea temática: Investigación en Lenguas  Resumen El objetivo de la conferencia es mostrar la importancia de la investigación para el campo de lenguas extranjeras en México y los retos que enfrentan tanto los profesores como las instituciones frente a la exigencia nacional de incrementar en nivel de investigación. Se define a la investigación como una actividad variable según el paradigma desde la que se aborde. También se establece que el profesor - investigador obtiene beneficios de crecimiento intelectual al mismo tiempo que impacta positivamente el aprendizaje de sus estudiantes al elevar la calidad de su enseñanza. No obstante, también se previene sobre los riesgos de investigar por investigar debido al potencial  peligro de desatender la docencia y generar productos de baja calidad. Se analizan igualmente los factores personales que influyen en la decisión de investigar, tales como: la motivación, las actitudes, la autodisciplina y la formación. En contraparte, se enfatiza la necesidad que las instituciones y los directivos provean las condiciones adecuadas para alentar la investigación. Finalmente, se revisa el estado de la investigación en lenguas extranjeras en México para concluir con un balance general de la investigación en lenguas y los agentes que intervienen en ella. Palabras clave Investigación, cultura institucional, lenguas extranjeras  Introducción Buenos días. Quiero agradecer la invitación que me hiciera la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma de Baja California a través de su director, el maestro David Toledo Sarracino, para presentar esta conferencia. Es para mí un honor estar esta mañana con ustedes. Cuando David me invitó, me dijo que quería una conferencia sobre la investigación para animar a sus profesores a incursionar en esta actividad. Tarea ardua me encomendó, dado que hablar sobre investigación de manera objetiva, poniendo en su justa dimensión sus ventajas y dificultades así como las implicaciones tanto institucionales como personales, no es sencillo. Sin embargo, trataré de cumplir con esta encomienda. He organizado esta presentación a manera de preguntas para responder: ¿qué es la investigación?, ¿Es bueno investigar?, ¿Qué factores personales influyen en la decisión de investigar?, ¿Qué factores institucionales intervienen en la investigación? ¿Cuál es el panorama de la investigación en lenguas extranjeras en México? Finalmente, elaboraré las conclusiones correspondientes tratando de poner en justo balance lo aquí discutido. Desarrollo Para hablar sobre investigación es necesario comenzar por definir ¿qué es la investigación?   Aunque parece una pregunta fácil, existen debates al respecto. Dependiendo de la filiación y de la experiencia, la definición podría tener distintos matices. Los post positivistas dirían que la investigación es "...el proceso más formal, sistemático, e intensivo de llevar a cabo un método de análisis científico...es una actividad sistemática dirigida hacia el descubrimiento del desarrollo de un cuerpo de conocimientos organizados. Se basa en el análisis crítico de proposiciones hipotéticas  para el propósito de establecer relaciones causaefecto, que deben ser probadas frente a la realidad objetiva. Este propósito puede ser de formulaciónteoría o la aplicaciónteoría; conduce a la   predicción y, finalmente, al control de hechos que son consecuencia de acciones o causas específicas (Best y Kahn, 2003). Si adoptáramos una perspectiva cualitativa diríamos que “ la investigación es una actividad situada que coloca al observador en el mundo. Consiste en un conjunto de prácticas materiales interpretativas que hacen al mundo visible. Éstas prácticas transforman el mundo, lo convierten en una serie de representaciones. Esta actividad incluye el uso de notas de campo, entrevistas conversaciones, fotografías, grabaciones y memoranda. Lo anterior significa que los investigadores cualitativos estudian los fenómenos en su contexto natural, tratando siempre de darles sentido o de interpretarlos en términos del significado que las personas les otorgan ”  (Denzin y Lincoln, 2000:4-5). También existe una tercera opción, si nos situamos desde el paradigma pragmatista diríamos que la investigación es aquella actividad cuyo objetivo es obtener el entendimiento necesario para resolver los problemas humanos conforme se van presentando. El investigador  pragmatista utiliza métodos que funcionan para resolver su problema de investigación (tanto cualitativos como cuantitativos) de manera coherente y ordenada (Powell, 2001). En el área de lengua extranjeras, la mayoría de la literatura sobre las concepciones sobre la investigación han mostrado que, en general, los profesores la conciben como una actividad que involucra experimentos, hipótesis, variables y análisis estadísticos (Allison y Carey, 2007, Borg, 2013, Gao,   Barkhuizen y Chow, 2011). Excepción hecha del estudio de Busseniers, Mercado y Rodríguez (2010) en contexto mexicano, quienes encontraron concepciones que aceptan como investigación procedimientos tanto cuantitativos como cualitativos. Algunos profesores conciben la investigación como la actividad cotidiana que como docentes deben hacer para preparar sus clases. Si bien, esta actividad es importante y efectivamente implica búsqueda de información, no debe confundirse con la investigación  científica, que implica procedimientos más sistemáticos y rigurosos; la adopción de un paradigma o marco interpretativo y la publicación de los resultados. La literatura muestra que aún hay mucho por hacer en cuanto a la formación de profesores en la investigación dado que, como hemos indicado líneas arriba, esta actividad puede desarrollarse desde varias perspectivas. Reducirla a una definición post positivista limita el desarrollo de la investigación y su capacidad para explicar las problemáticas existentes y encontrarles soluciones. Otra pregunta que es importante hacerse es ¿es bueno investigar?   ¿Se trata de una actividad que realmente nos trae beneficios o es simplemente una moda o una imposición gubernamental? Hargreaves (2001) considera que la enseñanza y el aprendizaje se benefician cuando los profesores se comprometen con la investigación (ya sea leyéndola o haciéndola) y toman decisiones  pedagógicas informadas y basadas en evidencia. Otros autores (Kincheloe 2003; Lankshear y Knobel, 2004; Kirkwood y Christie 2006) argumentan que investigar permite a los profesores desarrollarse profesionalmente. Es decir, revisar las propias teorías sobre la enseñanza y el aprendizaje de lenguas, desarrollar un estilo propio de enseñanza y comprender otros; explorar nuevas tendencias y teorías; etcétera (Richards y Farell, 2005). Gurney (1989: 15) considera que la investigación permite al profesor salir de su posición tradicionalmente subordinada y tomar un  papel más innovador (en oposición a complementario) en el desarrollo del currículo. Por su parte, Borg (2013) cree que investigar permite al profesor entender los hallazgos teóricos, justificar su aplicación o no a su práctica docente, experimentar y mejorar su discurso profesional.  No obstante, hay autores que advierten sobre las desventajas de que el profesor también investigue. Pocklington y Tupper (2002: 7) argumentan que la investigación en las universidades siempre se hace a expensas de la docencia. Lugo (2013) considera que investigar requiere de un entrenamiento específico que normalmente los profesores no tienen. Luego entonces, la  experiencia de investigar puede ser frustrante. Los textos producidos corren el riesgo de ser de baja calidad y las decisiones tomadas sobre resultados metodológicamente endebles pueden llevar a acciones de mejora pobremente sustentadas. Bandura (1997) arguye que los individuos deben contar con parámetros adecuados sobre la actividad que están realizando para evaluar su desempeño; de otra forma, se corre el riesgo de sobre valuar la auto eficacia, en este caso, acerca de la capacidad para investigar. Considero que investigar es positivo en varios sentidos. En el aspecto personal porque el  proceso de investigación contribuyen de suyo a acrecentar el conocimiento sobre un tema, ejercitar la capacidad de análisis y critica, organizar mejor el tiempo disponible, construir confianza en la auto eficacia para investigar y; sobre todo, a querer conocer más cada día. Aunque algunos dirían que esto último tiene también su lado negativo, pues entre más se sabe, más consciente se está, como diría Sócrates, de que no se sabe nada. Sin embargo, investigar no es una actividad sencilla ni da grandes resultados en corto tiempo. Asumirse como científico implica un proceso lento de adquisición de hábitos de trabajo, disciplina, formas de pensamiento y controles emocionales (Lomnitz y Lomnitz, 1977). Los científicos deben aprender el lenguaje de su disciplina (rasgos lógicos y gramaticales, conceptos, reglas, teorías y técnicas) para ir construyendo su conocimiento sobre la realidad (Berger y Luckman, 1976). Entre los científicos se presume un deseo subyacente por conocer, para ver y saber lo oculto de la naturaleza, esto redunda en que el científico se mantenga en un nivel alto de motivación que se materializa en una búsqueda constante de más conocimiento (Fortes y Lomnitz, 2005). Desafortunadamente, la socialización de los científicos en países periféricos, como el nuestro, ocurre “en condiciones adversas”. Estos países carecen de tradición científica; por ende, la formación científica está ausente de los sistemas de educación primaria y secundaria por lo que los
Related Search
Similar documents
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks